Quiromancia y videncia

Quiromancia linea de la vida

La quiromancia es un medio adivinatorio usado por videntes y tarotistas, para adivinar el futuro del consultante. Al igual que el tarot (cartomancia), los videntes usan otros medios para leer el futuro, uno de los más conocidos y tradicionales es la quiromancia: la lectura de las manos. Esta práctica adivinatoria es de las más populares y conocidas, difundida sobre todo a través de las gitanas, que predecían la buenaventura leyendo la palma de las manos a cambio de unas monedas.

quiromancia

la quiromancia y los videntes en Madrid atienden tus consultas de tarot a través de la videncia y el tarot

La mayoría de los videntes conocen la quiromancia, muchos de ellos la utilizan siempre que sea necesario o el consultante lo solicite. Es cierto que el estudio de la quiromancia no exige ser un vidente o tener esta facultad, pero es cierto también que el vidente además de interpretar las líneas de la mano, al tener un contacto físico con el consultante a través de la mano, puede tener percepciones adicionales que un quiromante no podrá tener.

No hace falta ser un vidente para poder leer la mano, pero como decíamos, de hecho muchos quiromantes no lo son. El estudio de la quiromancia, se basa fundamentalmente en las líneas de la mano, las líneas principales son; la línea de la cabeza, la de la vida, la del corazón, la de la familia, del destino y anillo de venus, pero existen otras líneas secundarias, que son importantes para precisar y dar detalles del futuro de la persona consultante.

Quiromancia líneas

Antes de proceder a una sesión de quiromancia e interpretación de las líneas de la palma de la mano, se ha de tener un contacto físico con el consultante y sentir sus manos, es importante ya que dependiendo de como se perciban las manos podemos ya detallar algunos aspectos psicológicos de esa persona.

Por ejemplo unas manos calientes nos denotan a una persona nerviosa, alterada, etc.., por el contrario unas manos frías nos dan a conocer a una persona depresiva, tímida, reservada, etc.. El tamaño y la forma de las manos, también es importante antes de comenzar a leer las líneas, unas manos largas nos dicen que se trata de una persona con gran equilibrio mental, sin embargo unas manos cortas, hablan de mal carácter del individuo, etc.., también se analizan los dedos, su forma, tamaño, grosor, etc… Este primer contacto para el vidente o quiromante es importante ya que le va a ayudar conocer aspectos personales del consultante.

Acto seguido se comienza a interpretar cada una de las líneas, dependiendo de su longitud, grosor, intersecciones de otras líneas secundarias, etc…, se va matizando y adivinando el futuro que esta escrito en la palma de las manos del consultante.

Quiromancia Madrid

La quiromancia Madrid se puede encontrar fácilmente. El quiromante solo podrá leer el futuro con respecto a las líneas, no puede ver más allá, y nos dará detalles y respuestas, siempre condicionadas exclusivamente a la interpretación de las líneas. El vidente sin embargo además de darnos estos detalles, al tener un contacto físico con el consultante, oír su voz, puede tener imágenes y percepciones de situaciones futuras a través de la videncia. Estos detalles o visualizaciones ayudan a dar más detalles, o incluso respuestas diferentes y más precisas que solo la interpretación de las líneas de la mano.

Otro método que los videntes usan para potenciar la videncia natural en la lectura de las manos, es la utilización de un péndulo que dejan colgando sobre la palma de la mano del consultante, este péndulo que no roza la mano, se mueve en diferentes direcciones y con movimientos desiguales, dependiendo de la pregunta que se le haga. El péndulo se mueve a través de la canalización energética de la mano del vidente que lo sostiene, y de la mano del consultante. El péndulo normalmente es un cordón o cadena, que sostiene un cuarzo o cristal de forma cónica.

Conclusión de la quiromancia

Como hemos reflejado a groso modo en este artículo, la quiromancia es un método adivinatorio antiquísimo, que se ha popularizado sobre todo a través de las gitanas que auguraban la buenaventura a cambio de unas monedas, pero que conlleva un estudio pormenorizado de la palma de la mano, de las líneas que la conforman y demás características. Este estudio lo puede realizar cualquier persona, no hace falta ser vidente, pero como hemos indicado, el vidente siempre va a tener percepciones y visiones del consultante, que el quiromante no podrá obtener, esta diferencia hace que la lectura de las manos sea más completa si la realiza un  conocedor de la quiromancia.